Programa JADIMOG para las habilidades sociales en estudiantes

que reciben educación virtual, Tarapoto, 2021

 

Janina Saavedra Meléndez

psicologasaavedra@hotmail.com

 

Grecia Libertad Gonzales Cordova

ggonzalesc@ucv.edu.pe

 

Edinson Moises Ruiz Fasabi

edinsonruizfasabi@gmail.com

Universidad César Vallejo

RESUMEN

La presente investigación surge en base a la coyuntura actual de la educación virtual a causa de la pandemia del COVID-19 a nivel mundial. Por ende, tiene por propósito determinar el efecto del programa “JADIMOG” para las habilidades sociales en estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021. Es decir, entrenar a los estudiantes para mejorar su desempeño personal y como estudiantes, se estableció una serie de sesiones basadas en las teorías que explican el origen e incremento de las habilidades sociales en los estudiantes, para lo cual se utilizó el tipo de investigación cuantitativo con el diseño pre – experimental. La población se constituía por 74 estudiantes de la I.E. Aplicación de Tarapoto, quienes fueron evaluados mediante la técnica de la encuesta usando como instrumento a la Escala de Habilidades Sociales de Arnold Goldstein & Col. Que consta de 50 preguntas, que se divide en 6 dimensiones, con una escala tipo Likert. Los resultados reflejaron que al principio de la aplicación del programa JADIMOG el 12.2% de estudiantes tenían bajo y deficiente nivel de habilidades sociales, después de aplicar el solo el 1.3% de estudiantes tiene bajo y deficiente nivel de habilidades sociales. Se evidenció un incremento en el porcentaje de estudiantes que tenían habilidades sociales buenas y excelentes. Se concluye que el programa genera efecto positivo en las habilidades sociales de los estudiantes, se demostró con el estadístico de Wilcoxon que el programa es efectivo y significativo ((Z= -7,266; valor P = 0.000).

 

Palabras clave: habilidades sociales, programa, efecto del programa. 

JADIMOG program for social skills in students

who receive virtual education, Tarapoto, 2021

 

ABSTRACT

This research arises based on the current situation of virtual education due to the COVID-19 pandemic worldwide. The purpose of which is to determine the effect of the "JADIMOG" program for social skills in students who receive virtual education from the IE Application, Tarapoto, 2021. That is, to train students to improve their personal performance and as students, it was established a series of sessions based on the theories that explain the origin and development of social skills in students, for which the type of quantitative research with the pre-experimental design was used. The population consisted of 74 students from the I.E. Tarapoto application, who were evaluated through the survey technique using the Arnold Goldstein & Col Social Skills Scale as an instrument. It consists of 50 questions, which is divided into 6 dimensions, with a Likert-type scale. The results showed that before the application of the JADIMOG program, 12.2% of students had a low and deficient level of social skills, after applying only 1.3% of students had a low and deficient level of social skills. There was an increase in the percentage of students who had good and excellent social skills. It is concluded that the program generates a positive effect on the students' social skills, it was demonstrated with the Wilcoxon statistic that the program is effective and significant ((Z = -7.266; P value = 0.000).

 

Keywords: social skills, program, program effect.

 

 

Artículo recibido:  03 marzo 2022

Aceptado para publicación: 20 marzo 2022

Correspondenciapsicologasaavedra@hotmail.com

Conflictos de Interés: Ninguna que declarar

 

 

 

 

 

1. INTRODUCCIÓN

Aprender y convivir, es un reto fundamental para la educación actual, pues necesita integrar las habilidades intelectuales y sociales, pues el estudiante debe ser capaz de apartarse de situaciones nuevas, tomar decisiones, saber comunicarse con los demás, trabajar en equipo y resolver conflictos de manera satisfactoria. Las habilidades sociales constituyen aspectos básicos que permiten alcanzar objetivos en nuestras vidas. Es por esto por lo que en las instituciones educativas se debe considerar educar a las futuras generaciones en habilidades sociales (Lagunes, 2015, p.10). Toda la enseñanza aprendizaje en la actualidad ha cambiado de contexto, pues la educación viene siendo virtual a nivel internacional y nacional, debido a la pandemia del COVID 19, por lo que los entornos virtuales están permitiendo promover el aprendizaje de manera más activa y autónoma. Esto quiere decir que los estudiantes deben ser capaces de adaptarse a las nuevas circunstancias y poner en práctica una conducta social adecuada (Del Castillo, Tan y Combe, 2020, p.1). En ese sentido, se habla del conjunto de conductas socialmente aceptables, es decir saber expresar emociones, deseos y sentimientos de forma adecuada, siempre respetando a los demás (Benítez y Agustín, 2013).

En una investigación realizada en Colombia se encontró que el 38% de estudiantes presentaba adecuadas habilidades sociales, en México el 8% de estudiantes presenta nivel alto, en tanto el 45% nivel promedio, mientras que España evidencia el 32% del desarrollo de habilidades sociales (Vantillo y Yaguna, 2016; Morales, Benítez y Agustín, 2013; Llanos 2016). También en un estudio realizado por el Diálogo Interamericano y Mathematica Policy Research se encontró que los países con mayor porcentaje de estudiantes con escasas habilidades sociales fueron: Honduras con un 72%, Guatemala con un 76% y los países con mayores porcentajes de habilidades sociales desarrolladas están: Chile 22% y Argentina 29% (Fiszbein, Cosentino y Cumsille, 2016). Mientras que en el Perú el 39% de la población adulta tienen habilidades inferiores, en cuantos a los alumnos del tercer tramo de educación según departamentos, se refiere que Puno tiene 27.5% de nivel debajo al promedio, Cajamarca 30% en niveles bajos, en Huancavelica el 55.6% de estudiantes presenta niveles desfavorables, en Trujillo el 60.23% tiene niveles promedios, en Lima el 23.3% tienes niveles bajos y en Tarapoto el 30% tiene niveles bajos de habilidades sociales (Mamani, 2017; Perez, 2019; Huamán y Mendoza, 2018; Castillo, 2019;Perez, 2018; Iñapi y Grández, 2019).

En los antecedentes internacionales está el estudio de Barbosa et al. (2016). Denominado Social Skills Program for adolescents in vulnerable social contexts. (Artículo científico). Universidade Sao Francisco. Brasil. Fue un estudio exploratorio de diseño experimental, participaron 10 adolescentes de las favelas de Brasil, empleó un inventario de habilidades sociales para adolescentes,escala de autoeficacia y percepción. Determinó que al terminar el programa se incrementaron las habilidades. Rivera et al., (2019). Trabajó con una población estudiantil universitaria donde llevó a cabo un programa de formación para el crecimiento de habilidades sociales. (Artículo científico). Colombia. Dicho plan fue descrito con diseño experimental de campo. Participaron 25 estudiantes como muestra, se aplicó un instrumento que medía la expresión social motora y cognitiva. Concluye que los alumnos tenían niveles deficientes para ciertas habilidades y luego de la intervención con el programa se logró que adquieran dichas habilidades. También encontramos a García, A. y Méndez, C. (2017), quienes realizaron un entrenamiento en habilidades sociales para ver su impacto en la convivencia escolar de estudiantes en Chile. (Artículo científico). Universidad Católica de la Santísima Concepción. En su estudio describe la elaboración y aplicación de dos estrategias de corrección en las habilidades sociales, en 12 niños de educación primaria. Utilizó la observación y entrevistó a los maestros de los niños. Concluyendo que los estudiantes tenían bajos niveles de habilidades sociales, luego de aplicar las dos estrategias se observó mejoras significativas.

En los estudios nacionales está el estudio de Jaime, J. (2017), quien investigó resultados arrojados tras la ejecución de un programa a escolares en Chiclayo sobre las habilidades sociales en el acoso. (Artículo científico). Universidad Señor de Sipan. Chiclayo. Tuvo un análisis de tipo cuasi experimental, participaron 459 estudiantes del segundo de secundaria, utilizó como instrumento la escala de bullying versión escolar Plaza y Toro. Concluye que según los datos obtenidos del pre test el 45.75% de escolares sufrían acoso escolar relacionado a la falta de habilidades sociales, luego del pos test sólo 9.20% tenía dicha dificultad, por lo tanto en efecto el programa fue significativo. Igualmente está estudio de Tapia, R. y Robles, E. (2017). Titulada Programa de habilidades sociales y convivencia democrática en estudiantes de segundo de secundaria. (Artículo científico). Universidad Privada Antenor Orrego. Trujillo. Fue de tipo pre-experimental, participaron 90 estudiantes, para la recolección de información utilizaron encuestas e indagación de documentos. Concluyeron que según el postest el nivel de desarrollo de la convivencia democrática es muy bueno, representada por el 62.2%. Por lo que se afirma que el programa ha sido el más indicado y significativo para mejorar la convivencia democrática en los estudiantes. Bernal, K. (2020). Quien elaboró la intervención para el crecimiento de las habilidades sociales, mediante un programa dirigido a los adolescentes de un colegio secundario en Chiclayo. (Tesis de maestría). Universidad César Vallejo. Investigación cuantitativa con diseño ex post facto, de corte propositivo, participaron 50 estudiantes de quinto de secundaria, se recogieron los datos tras utilizar el cuestionario que consta de la evaluación de 5 habilidades para la vida, conocida como C5HS. Se encontró que las habilidades sociales están en un nivel regular deficiente en los estudiantes 54.3%, mostrando bajo nivel de relaciones interpersonales, también se creó el programa de habilidades sociales que fue evaluado por criterio de jueces.

A nivel local está el estudio de Viena, D., Juárez, J. y Valera, O. (2017). Ejecutó en estudiantes universitarios de las carreras profesionales de Obstetricia y Enfermería, un programa de habilidades sociales basado en la convivencia con enfoque de género. (Tesis de maestría). Universidad Nacional de San Martín. Tarapoto. Con diseño cuasi experimental, los participantes fueron 90 universitarios de los dos primeros ciclos de dichas carreras. Se usó como instrumento el QVA-r que trata sobre las experiencias académicas. El efecto obtenido da a conocer que la agresividad es predominante en los estudiantes, luego de aplicar el programa los resultados varían significativamente, mostrando mejoras en la convivencia asertiva. Por lo tanto, se concluye que dicho programa permitió establecer la convivencia universitaria.

Por tales razones, está investigación busca fortalecer las habilidades sociales en estudiantes que reciben educación virtual de la Institución Educativa Aplicación, Tarapoto, 2021. Por lo que dichos estudiantes durante las clases virtuales muestran deficiencias en las habilidades sociales, muchos de ellos tienen problemas para comunicarse adecuadamente, no desean encender su cámara, muestran falta de empatía frente a la opinión de sus compañeros, lo que genera un ambiente desagradable en el desarrollo de la enseñanza aprendizaje.  Mediante el sustento de teorías y utilidad de técnicas e instrumentos, se seleccionó la Escala de Habilidades Sociales de Arnold Goldstein & Col. ya que dichos autores mencionan sobre seis dimensiones de las Habilidades sociales: Básicas, Avanzadas, Relacionadas con los sentimientos, Alternativas a la agresión, Para hacer frente al estrés y De planificación. Lograremos obtener resultados científicos como efecto del programa denominado “JADIMOG” y de esta manera proporcionar una herramienta de aporte para llenar un vacío en el conocimiento del tema tratado a futuras investigaciones.

El planteamiento del problema de la investigación es la siguiente: ¿Cuál es el efecto del Programa “JADIMOG” en las habilidades sociales de los estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021?

El desarrollo de habilidades constituye un problema en la sociedad, como el avance de la tecnología, asimismo un cambio en la educación durante la crisis sanitaria por el Coronavirus. Los seres humanos son sociales, por lo que necesitan relacionarse con los demás, para satisfacer la necesidad de compañía y ayuda. Pues el ser humano necesita de los otros, para constituirse como una persona plena (Matamoros et al., 2014).

Es importante resaltar que las habilidades son parte de nuestro aprendizaje y se incrementan a medida que se den las interacciones con el entorno. Según Roca Villanueva (2015), menciona que las habilidades sociales nos mejoran las relaciones interpersonales, este conjunto de hábitos nos hace sentirnos bien, sentirnos capaces de lograr los objetivos a corto o largo plazo.

Por su parte Ramos et al. (2014), refiere que la habilidad social es el agrupamiento de conductas relevantes para la socialización de la persona y su entorno, la misma que ayuda a expresar actitudes, sentimientos, deseos, respetando las opiniones en los demás, y que ayuda a resolver los problemas y la probabilidad de futuros problemas. Estas habilidades están formadas por las experiencias de vida, que provoca la influencia de las personas con quien se relaciona, por lo que se vuelven complejas (García et al., 2017).

Diversas investigaciones, indican que las habilidades sociales influyen mucho en el amor propio, el comportamiento y acogimiento de un papel dentro de la sociedad, etc., tanto en la infancia como en la vida adulta (Lacunza & González, 2011). Las investigaciones en neurociencia señalan que dichas habilidades ayudan a ser comprensibles, empáticos y solidarios ante la expresión emocional de los demás y favorece la interacción social (Cacioppo et al., 2013). Sin embargo, si existiera la falla de las habilidades sociales genera trastornos psicológicos, pues la persona no es capaz de adaptarse a los cambios, no resuelve problemas y no toma decisiones (Cohen Imach & Coronel, 2009).

Por ende, se necesitan las habilidades sociales en nuestra vida, pues nos ayuda a desenvolvernos fundamentalmente dentro de un salón de clase, como miembro dentro de la familia, como persona habitante en la tierra, segun la mayoria de edad como ciudadanos y en otros aspectos generales (Zambrano et al., 2017). Siendo de gran contribución a la mejora del desenvolvimiento en la sociedad, pese a ello en las escuelas, las habilidades sociales no tienen la mayor importancia, como lo es en la estructuración de las clases, dentro del desarrollo de enseñar calidad para aprender significativamente, por lo tanto se limita el desarrollo de las mismas y trae consecuencias en el crecimiento personal de los estudiantes (Villasana & Dorrego, 2007).

Por lo tanto, si hablamos del desempeño en un entorno virtual se debe trabajar con varias competencias en los estudiantes, y una de ellas son las habilidades sociales, que vuelven el aprendizaje más fluido y colaborativo dando espacio a la unión y lucha de un mismo objetivo, no como grupo sino como equipo, el resultado se marcará en la flexibilidad y acomodación a los cambios repentinos o previstos. Según García (2016), al dar el énfasis que se merece a la habilidad social en el campo de educación permitirá la búsqueda de soluciones ante los problemas perturbadores y de disciplina que ocasionan conflictos externos como lo educativo, familiar y social, no obstante conflictos internos como manejo de emociones y sentimientos propios del estudiante. Con ello, se conseguirá un futuro pleno e íntegro, de conocimiento y recopilación de información, de convivencia con los demás, jóvenes con valores y principios, capaces de afrontar diversas situaciones.

En cuanto al entorno de formación presencial y virtual, Gisbert, Adell, Rallo, y Bellver (1997), expresan que lo presencial es una zona cerrada, donde se tienen a la mano materiales físicos y audiovisuales, donde se interactúa y se tiene por ende una comunicación directa con otros individuos (docentes, alumnos, compañeros de clase); mientras que en un entorno virtual se establece un contacto diferente, puesto que esto se genera a través de una pantalla, donde visualizas al otro por una cámara o te comunicas mediante un chat, sin vivenciar con exactitud los gestos, las sensaciones de los demás.

Por otro lado, según Goldstein y Cols, mencionan que las habilidades sociales tienen seis dimensiones, como primera son las Básicas, aquellas que son caracterizadas por la primera interacción basada en la iniciativa de la persona para comunicar opiniones, presentar escucha activa, gratitud y modales; las Avanzadas, se manifiesta tras la obediencia y liderazgo en la gestión de acciones, reconocer errores, saber pedir ayuda y persuadir a los demás; las Relacionadas con los sentimientos, generar confianza y comprensión a la expresión emocional del resto, de igual manera exteriorizar nuestros sentimientos y autorecompensa; tenemos también a las Alternativas a la agresión, ser realista, justo y equitativo para ayudar a otras personas, ser tolerante para evitar conflictos. Otra es para Hacer frente al estrés, afrontando el miedo y vergüenza, ser asertivos para decir y contestar ante alguna contradicción o ante la presión de amigos; finalmente tenemos las de Planificación, donde se menciona sobre la resolución de problemas, tomar decisiones eficaces, recoger información y ver las causas de un problema para resolverlo (Pedrosa & García, 2010)

Entre el objetivo general se tiene: Determinar el efecto del Programa “JADIMOG” en las habilidades sociales de los estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021. Y como hipótesis: El programa “JADIMOG” causa efecto en las habilidades sociales de los estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021.

 

2. MATERIALES Y MÉTODOS

Se condujo mediante el tipo básica debido a que solo se utilizó las teorías para corroborar una hipótesis, así mismo no se va a manipular la variable de estudio.  Fue de diseño pre-experimental, en vista que se cogió a un grupo, a los que se les evaluó previamente y después de la aplicación de un programa, que fue el tratamiento se les volvió a evaluar para conocer los resultados del mismo. Los sujetos fueron seleccionados por la coordinación del equipo. En cuanto a la población y muestra estuvo constituida por 74 estudiantes pertenecientes del Primer grado del nivel secundario de la Institución Educativa “Aplicación” en el distrito de Tarapoto, Provincia de Tarapoto de la Región San Martín en el año 2021, evidenciándose en el siguiente cuadro.

La técnica usada fue la encuesta, puesto que se recogieron los datos a través de preguntas elaboradas con antelación. Como instrumento, se usó la Escala de Habilidades Sociales de Arnold Goldstein & Col. (1980), la adaptación al español fue realizada por Tomas (1995). Consta de 50 preguntas que miden 6 dimensiones. Es un instrumento individual y grupal, dura entre 10 a 15 minutos, se administra en adolescentes de 12 años y más. Validez, El instrumento tiene validez criterial, con baremos obtenidos a través de la muestra que constaba de 100 estudiantes de entre 12 y 16 años de edad, manifestando desemejanza significativa entre promedios como nivel alto y bajo en todas las áreas. Confiabilidad, esto se dispuso mediante Alfa de Cronbach, con 0.94 (Vergara & Carranza, 2016). Además, se realizó estadística descriptiva e inferencial, se elaboraron tablas de frecuencias, asimismo para la comprobación de la hipótesis se usó la prueba estadística de Wilcoxon, que se utiliza para la comparación de grupos en un antes y después de aplicado el programa. En la investigación, se tiene en consideración los aspectos éticos, de proteger la propiedad intelectual y derechos del autor, esto en cuanto a la conceptualización o teorías citadas y la formalización de las referencias bibliográficas. Además, se solicitará por escrito tanto a las Institución Educativa “Aplicación” y a los padres de familia para la autorización que constata la participación activa de sus menores hijos como estudiantes del primer grado de secundaria, es decir mediante el consentimiento informado se pondrá en conocimiento las finalidad e importancia de la investigación y las actividades programadas, garantizando la total confidencialidad de los datos obtenidos y la entrega de resultados ante cualquier duda. Así misma, toma en cuenta los criterios éticos internacionales, la beneficencia, no maleficencia, justicia y autonomía de los participantes.

 

3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En la primera parte se evidencian los resultados de la investigación al inicio y final de la realización del Programa JADIMOG:

 

Tabla 2

Fuente: Elaboración propia en base a los resultados del SPSS 24

 

 
Frecuencias del pre test y pos test

Niveles

Pre test

Pos test

Fi

%

Fi

%

Excelente nivel

25

33.8%

27

36.5%

Buen nivel

28

37.8%

32

43.2%

Nivel normal

12

16.2%

14

19%

Bajo nivel

5

6.8%

1

1.3

Deficiente nivel

4

5.4%

0

0%

Total

74

100%

74

100%

Interpretación: En la tabla 2, se observa los resultados del  pre test y post test del grupo de investigación. En el pretest antes de la aplicación del programa el 37.8% se encuentra en un buen nivel de habilidades sociales, el 33.8% en un excelente nivel, mientras que el 16.2% en nivel normal. El 6.8% bajo nivel y el 6.8% deficiente nivel de habilidades sociales. Por lo contrario, en el postest se evidencia que el 43.2% presenta buen nivel de habilidades sociales, el 36.5% en un excelente nivel, el 19% nivel normal, el 1.3% bajo nivel y el 0% deficiente nivel de habilidades sociales. Los resultados evidencian que existe una diferencia entre el pretest y postest.

Tabla 3

Cambios producidos antes y después del programa

Muestra de investigación

Cambios producidos

Postest

Pretest

diferencia

Excelente nivel

36.5%

33.8%

2.7%

Buen nivel

43.2%

37.8%

5.4%

Nivel normal

19%

16.2%

2.8%

Bajo nivel

1.3

6.8%

123.2%

Deficiente nivel

0%

5.4%

-5.4%

Fuente: Elaboración propia en base a los resultados del SPSS 24

 

Interpretación: En la tabla 3 se aprecia de manera significativa diferencias entre el pretest y postest, se observa que hay un incremento del 2.7% de estudiantes que se encuentran en excelente nivel de habilidades sociales, así mismo 5.4% que tienen buen nivel. Lo cual nos permite decir que el Programa de JADIMOG aplicado a la muestra mejora los niveles de habilidades sociales en los estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021.

 

Tabla 4

Prueba de normalidad 

 

Kolmogorov-Smirnova

 

Estadístico

gl

Sig.

Pretest

0.236

74

0.020

Postest

0.118

74

0.036

Interpretación: En la tabla 4, se muestran resultados de la prueba de normalidad Kolmogorov-Smirnov debido a que la muestra supera los 74 participantes, se observa que los datos de la variable habilidades sociales pretest tiene una significancia de valor P= 0.02 (P< 0.05); del mismo modo se observa en la variable habilidades sociales postest una significancia de valor P = 0.036 (P< 0.05). Con las evidencias presentadas, se puede decir que los datos de las variables habilidades sociales pretest y postest tienen una distribución anormal, por lo que se usó el estadístico de Wilcoxon.

Tabla 5

Prueba estadística para la variable habilidades sociales

Prueba de Wilcoxon

Postest - Pretest

Z

-7,266b

Sig. asintótica(bilateral)

0.000

 

Interpretación: En consecuencia, la tabla 5, pone en evidencia resultados de la prueba estadística de Wilcoxon, estos demuestran que los estudiantes participantes del estudio mejoraron sus niveles de habilidades sociales, después de haber aplicado el programa se obtuvo un Z= -7,266 demostrando la efectividad del estudio en la mejora de las habilidades sociales. Asimismo, JADIMOG como programa  es significativo ya que se obtuvo un valor P = 0.000 (Valor p < 0.05). Con estos resultados se reúne los elementos suficientes para aceptar la hipótesis alterna (Ha) y rechazar la hipótesis nula H0).

DISCUSIÓN

El propósito de la investigación  radica en determinar el efecto del programa “JADIMOG” para las habilidades sociales en estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021. Las habilidades sociales constituyen un problema en la sociedad, como el avance de la tecnología, asimismo un cambio en la educación durante la crisis sanitaria debido al Coronavirus. Los seres humanos son sociales, por lo que necesitan relacionarse con los demás, para satisfacer la necesidad de compañía y ayuda. Pues el ser humano necesita de los otros, para constituirse como una persona plena (Matamoros et al., 2014).

Los resultados mostraron que el 37.8% de estudiantes presentan un buen nivel de habilidades sociales, el 33.8% un excelente nivel, el 16.2% nivel normal. El 6.8% bajo nivel y el 5.8% deficiente nivel de habilidades sociales. Estos resultados coinciden con lo evidenciado por Vantillo y Yaguna (2016), que el 38% presentan adecuadas habilidades sociales, asimismo Llanos (2016) encontró que el 32% de estudiantes en España tiene buenas habilidades sociales. Por otro lado, según (Fiszbein, Cosentino y Cumsille, 2016) el 22% de estudiantes en Chile tienen nivel promedio de habilidades sociales, además en Cajamarca existe el 30% de estudiantes con niveles bajos, en Huancavelica el 55.6% tiene niveles desfavorables (Mamani, 2017). Lo que nos motiva a decir que se necesita trabajar y poner énfasis en la mejora de las habilidades sociales en las poblaciones estudiantiles en diversas regiones, mucho más en este periodo de pandemia. Puesto que las diversas investigaciones, indican que las habilidades sociales influyen mucho en el amor propio, el comportamiento y acogimiento de un papel dentro de la sociedad, etc., tanto en la infancia como en la vida adulta (Lacunza & González, 2011).

En cuanto al efecto del programa JADIMOG para las habilidades sociales en estudiantes que las habilidades sociales en estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021. Antes de la aplicación del programa existía un 12.2% de estudiantes que tenía bajo y deficiente nivel de habilidades sociales, luego de la ejecución del programa estos niveles bajos han mejorado, puesto que eran sólo un 1.3% que tenían niveles bajos y deficientes. Esto se evidenció en el postest, lo que nos dice que el programa si generó efecto para las habilidades sociales de los estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021. Estos resultados coinciden con el estudio de Rivera et al. (2019), quién también desarrolló un plan para generar mejoras en las habilidades sociales de alumnos colombianos, sus resultados mostraron que el programa si tenía efecto; asimismo García, A. y Méndez, C. (2017), que en su estudio concluyó que los estudiantes tenían bajos niveles de habilidades sociales, luego de aplicar las dos estrategias se observó mejoras significativas. Por otro lado, Viena, D., Juárez, J. y Valera, O. (2017). Ejecutaron un programa referido al tema de habilidades sociales en Tarapoto, obteniendo recíprocamente mejoras en las habilidades sociales y por lo tanto en la convivencia.

Diversos factores son los que tienen efectos significativos en las habilidades sociales, como el amor propio, las relaciones interpersonales, el poner en el zapato de otra persona, una comunicación adecuada. Referente a la prueba de hipótesis, los resultados de la prueba estadística de Wilcoxon, demuestran que los estudiantes que formaron parte del estudio, tienen mejores habilidades sociales que antes de aplicar el programa (Z= -7,266; valor P = 0.000), esto permitirá que tengan mejores relaciones interpersonales y se desarrollen como estudiantes mucho más en esta modalidad de educación virtual. Lo que nos permite aceptar la hipótesis general de que el programa JADIMOG tiene efecto para las habilidades sociales en estudiantes que reciben educación virtual de la I.E Aplicación, Tarapoto, 2021.

4. CONSIDERACIONES FINALES

§  Antes de la aplicación del programa JADIMOG el 12.2% de estudiantes tenían bajo y deficiente nivel de habilidades sociales, luego de aplicar, solo el 1.3% de estudiantes tiene bajo y deficiente nivel de habilidades sociales.

§  Se evidenció un incremento en el porcentaje de estudiantes que tenían habilidades sociales buenas y excelentes.

§  En cuanto a la efectividad del programa JADIMOG para las habilidades sociales, al realizar la prueba de hipótesis se demostró que el programa es efectivo y significativo ((Z= -7,266; valor P = 0.000).

5.RECOMENDACIONES

§  Al director de la I.E gestionar con la UGEL la contratación de un psicólogo educativo permanente, para el desarrollo de talleres que incrementen el nivel de habilidades sociales, así como la autoestima, comunicación y empatía.

§  A la comunidad psicológica, ejecutar el programa JADIMOG en otras instituciones educativas, para seguir desarrollando habilidades sociales en los estudiantes a nivel local.

§  A los docentes implementar desde la tutoría talleres relacionados a las habilidades sociales u otros temas que ayuden al desarrollo personal de los estudiantes.

La satisfacción laboral en la gestión administrativa es como se siente el trabajador en su ambiente de trabajo, los trabajadores de estas instituciones no están del todo satisfechos, por las bajas remuneraciones, los ambientes de trabajo inadecuados y el deficiente liderazgo.

La gestión administrativa necesita de estrategias que permita direccionar la organización, pues eso ayuda al cumplimiento de metas, la dirección, organización, control y planificación deben ser utilizados adecuadamente.

La satisfacción laboral es direccionada por el área de los recursos humanos quien toma en cuenta a los colaboradores como el centro de toda organización para reconocer y motivar el desempeño laboral.

6.  LISTA DE REFERENCIAS

Barbosa, V., De Mendonca, L., Vieira, N., El Achkar, A. y Pereira Z. (2016). Social Skills Program for adolescents in vulnerable social contexts. (Artículo científico). Revista Psico-USF, vol. 21. núm. (3): 595-608. Recuperado de: file:///D:/UCV/FONDO%20CONCURSABLE/401048911014.pdf

Bernal, K. (2020). Programa de Intervención para desarrollar Habilidades Sociales en Adolescentes del Quinto Grado de Secundaria de la Institución Educativa “San Francisco”. (Tesis de maestría). Universidad César Vallejo. Perú. Recuperada de: https://repositorio.ucv.edu.pe/bitstream/handle/20.500.12692/49388/Bernal_GKA-SD.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Cacioppo, J. T., Cacioppo, S., & Cole, S. W. (2013). Social neuroscience and social genomics: The emergence of multi-level integrative analyses. International Journal of Psychological Research, 6, 1-6. https://doi.org/10.21500/20112084.711

Cantillo, E. y Yaguna, J. (2016) Habilidades sociales y promedio académico en adolescentes universitarios de ciencias administrativas, contables y comercio internacional. (Tesis de maestría). Universidad Cooperativa de Colombia. Colombia. Recuperada de: https://repository.ucc.edu.co/bitstream/20.500.12494/14685/1/2016_habilidades_sociales_promedio.pdf

Cohen Imach, S., & Coronel, C. P. (2009). Aportes de la teoría de las habilidades sociales a la comprensión del comportamiento violento en niños y adolescentes. I Congreso Internacional de Investigación y Práctica Profesional en Psicología XVI Jornadas de Investigación Quinto Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. https://www.aacademica.org/000-020/753

Del Castillo, M., Tan, J. y Combe, C. (2020). Entornos virtuales y habilidades sociales. Guía de Antares-CPAL. Recuperada de: https://cpal.edu.pe/uploads/guias-de-antares/2020/gui-a-de-antares-junio-2020.pdf

Fiszbein, A., Cosentino, C. y Cumsille, B. (2016). El desafío del desarrollo de habilidades en América Latina: Un diagnóstico de los problemas y soluciones de política pública. Washington, DC: Diálogo Interamericano y Mathematica Policy Research. Recuperada de: file:///C:/Users/psico/Downloads/SkillsDevChallengeSpanishversion.pdf

García, A. y Méndez, C. (2017). El entrenamiento en habilidades sociales y su impacto en la convivencia escolar de estudiantes dentro de un grupo de primaria. (Artículo científico). Revista de Estudios y Experiencias en Educación, vol. 16 núm. (30): 151-164. Chile. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/2431/243150283009.pdf

García, M. del R. V., Tobar, F. R. L., Delgado, V. M. V., & Gómez, M. N. M. (2017). Habilidades Sociales. Revista Salud y Ciencias, 1(2), 8-15.

Huamán, M. y Mendoza, R. (2018). Programa de desarrollo personal para mejorar las habilidades sociales en los docentes de la I. E. "José Antonio Encinas Franco" - Acoria, 2018. (Tesis de maestría). Universidad César Vallejo. Perú. Recuperada de: file:///C:/Users/psico/Downloads/huaman_cm.pdf

Iñapi, L y Grández, D. (2019). Clima Social Familiar y Habilidades Sociales en los Estudiantes del nivel secundario de la Institución Educativa Cleofé Arévalo del Águila de Tarapoto, 2019. (Tesis de pregrado). Universidad César Vallejo. Perú. Recuperada de: https://repositorio.ucv.edu.pe/bitstream/handle/20.500.12692/40950/I%c3%b1api_VLC-Orc%c3%b3n_GDDI.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Jaime, J. (2017). Efecto de un programa de habilidades sociales en el acoso escolar en estudiantes de Chiclayo. (Artículo científico). Revista Hacedor, vol. 1 núm (2). Recuperada de: http://revistas.uss.edu.pe/index.php/HACEDOR/article/view/743/pdf

Lacunza, A. B., & González, N. C. de. (2011). Las habilidades sociales en niños y adolescentes. Su importancia en la prevención de trastornos psicopatológicos. Fundamentos en Humanidades, XII(23), 159-182.

Lagunes, M. (2015). Taller de entrenamiento de habilidades sociales para los alumnos de la escuela secundaria “Don Melchor Ocampo” de la delegación Venustiano Carranza del DF, para disminuir la falta de disciplina escolar entre alumnos. (Tesis de maestría). Universidad Pedagógica Nacional Unidad UPN, 099 DF Poniente. México. Recuperada de: http://xplora.ajusco.upn.mx:8080/xplora-pdf/Lagunes%20Romero,%20Maria.pdf

Llanos, C. (2016). Efectos de un Programa de enseñanza en habilidades sociales. (Tesis doctoral). Universidad de Granada. España. Recuperada de: https://digibug.ugr.es/bitstream/handle/10481/858/15885574.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Mamani, J. (2017). Habilidades sociales y conductas de riesgo en los adolescentes escolares de la Institución Educativa Secundaria José Antonio Encinas, Juliaca – 2016. (Tesis de Pregrado). Universidad Nacional del Altiplano. Puno. Recuperada de: http://repositorio.unap.edu.pe/bitstream/handle/UNAP/5538/Mamani_Condori_Juana_Brigida.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Matamoros, L. Y. R., González, M. L. C., & Pascual, J. A. G. (2014). Desarrollo De Habilidades Sociales En Estudiantes Mexicanos De Preparatoria a Través De Actividades Virtuales En La Plataforma Moodle. Teoría de la Educación. Educación y Cultura en la Sociedad de la Información, 15(3), 149-171.

Mendez, I., & Mercedes, M. (2019). Habilidades sociales en estudiantes del sexto grado de primaria de una Institución Educativa Pública del Callao.[Tesis de Maestría]. Universidad San Ignacio de Loyola.

Miranda, S. (2020). Efectos de un programa de intervención cognitivo-conductual en las habilidades sociales de adolescentes de una institución educativa de Chimbote. (Tesis de maestría). Universidad César Vallejo. Perú.

Morales, M.; Benitez, M. & Agustín, D. (2013). Habilidades para la vida (cognitiva y sociales) en adolescentes de una zona rural. Revista Electrónica de Investigación Educativa. 15 (3), 98-113. Recuperado de: http://www.scielo.org.mx/pdf/redie/v15n3/v15n3a7.pdf

Pedrosa, E. P., & García, C. S. (2010). Habilidades Sociales. Editex.

Perez, L. (2019). Habilidades sociales en los estudiantes de cinco años de la institución educativa inicial n.° 300 Cesar Vallejo, Nueva Cajamarca, 2018. (Tesis de pregrado). Universidad César Vallejo. Perú. Recuperada de: https://repositorio.ucv.edu.pe/bitstream/handle/20.500.12692/35555/B_Perez_DLA.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Ramos, Y. C., Cantillo, A. F., & Bestard, C. M. (2014). Algunas consideraciones teóricas sobre las habilidades sociales. Revista Información Científica, 87(5), 949-959.

Rivera, J., Lay, N. , Moreno, M., Pérez, A., Rocha, G., Parra, M., Duran, S., García, J., Redondo, O. y Rivas, E. (2019). Programa de formación para el desarrollo de habilidades sociales en estudiantes universitarios. (Artículo científico). Revista Espacios vol. 40 núm. 10. Recuperado de: https://www.scopus.com/record/display.uri?eid=2-s2.0-85086521805&origin=resultslist&sort=plf-f&src=s&st1=&st2=&sid=7ad87c7dbadb774f89024c5daaf23ba8&sot=b&sdt=b&sl=36&s=TITLE-ABS-KEY+%28habilidades+sociales%29&relpos=17&citeCnt=1&searchTerm=#

Roca Villanueva, E. (2015). Cómo mejorar tus habilidades sociales. ACDE.

Tapia, R. y Robles, E. (2017). Programa de habilidades sociales y convivencia democrática en estudiantes de segundo grado de secundaria. (Artículo científico). Revista Ciencia y tecnología, vol. 13 núm (3): 45-52. Recuperada de: file:///C:/Users/psico/Downloads/1873-5442-1-PB.pdf

Vergara, J. A. D., & Carranza, J. Y. (2016). Adicción a las redes sociales y habilidades sociales en estudiantes de una institución educativa privada. Propósitos y Representaciones, 4(2), 181-230. https://doi.org/10.20511/pyr2016.v4n2.122

Viena, D., Juárez, J. y Valera, O. (2017). Programa de habilidades sociales con un enfoque de género en la convivencia universitaria de los estudiantes de las Escuelas Académicas de Obstetricia y Enfermería de la UNSM-T. (Tesis de maestría). Universidad Nacional de San Martín - Tarapoto. Recuperada de: http://repositorio.unsm.edu.pe/bitstream/handle/11458/3540/INVEST.%20EE.HH.%20-%20Dahpne%20Viena%20Oliveira%20%20.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Villasana, N., & Dorrego, E. (2007). Habilidades sociales en entornos virtuales de trabajo colaborativo. RIED: revista iberoamericana de educación a distancia, 10(2), 45-74.

Zambrano, S. B., Zambrano, C., Ceballos, A. K., Benavides, V., & Villota, N. (2017). Habilidades sociales relacionadas con el proceso de comunicación en una muestra de adolescentes. Psicoespacios: Revista virtual de la Institución Universitaria de Envigado, 11(18), 1.